domingo, 19 de abril de 2015

¿Tomamos un chocolate caliente?

Para el insomnio ocasional dicen que nada mejor que contar ovejas.  Yo duermo como un lirón toda la noche así que no sé si funciona el truco "ovejil" pero dicen por ahí  los más golosos, que si te desvelas, otro socorrido y calórico remedio es el de un buen chocolate caliente.  Yo prefiero no saberlo.  Sólo me faltaba "chocolatear" a media noche!!!!!!!!!!!
Eso sí, seguro que surte efecto. Caliente y bien cargado templa cuerpo y mente sea la hora que sea.
Este cojín, con sus cuatro ovejas, es perfecto para descansar, para dormir una siesta o para lucir y además, es como un buen chocolate... maravillosamente reconfortante.  ¿Os gusta?






Y un buen chocolate caliente es bienvenido siempre.  Humeante, con canela o con naranja, acompañado de unas galletas de mantequilla caseras, en solitario o para dos...  Ummmmmmmm